Navega y conoce

COMO NAVEGAR Y CONOCER EL CONTENIDO DEL BLOG

.-Usa las etiquetas temáticas que están situadas a la derecha, y podrás acceder a todo lo que esté publicado.

.-Para ir a la página inicial pincha
"AQUI"


sábado, 5 de marzo de 2011

La historia de El Coba de Cádiz con su Nazareno de Santa María.

Se llama José María, pero la gente lo conoce más como “El Coba de Cádiz”. Voy a relatar una historia que alguien un día me contó, o me inspiró, (no recuerdo) y que es un alarde a la genialidad gaditana en defensa de lo que un genial gaditano sería capaz de hacer en pos de defender sus creencias, y sus convicciones.

Pues resulta que estaba El Coba una mañana en su casa, debía ser antes de las doce pues este como buen jubilado y de Cádiz sabe que antes aun no están puestas las calles y no sale a dar su paseo matutino, cuando sonó inesperadamente el timbre de su casa. Mira por la mirilla, que por cierto cada vez que mira por la mirilla se acuerda del clavazo que le dieron por un café irlandés allá por los noventa, y se dice.

-Joder, un tío muy bien trajeado, acompañado de un joven con rebeca y corbata. Me cago en la mar, ¡otra vez los testigos de Jehová!, pues yo no abro, que no tengo ganas de “calentauras” de coco.

Rinnggggg, insiste la puerta, y en un ataque de envalentonamiento se vuelve a decir, ”po” ahora se van a enterar estos de quien es “el cobita de cadi”.

Abre y le dicen;

- Muy buenas señor, perdone si así lo ha sido esta visita, pero queremos entregarles este folleto que explica y obedece a unas cuestiones que quizás a usted y a su familia pueda interesar.

Coge el folleto sin llegar a leerlo y de seguida responde de manera contundente.

Mirad yo ya tengo una edad, yo ya he vivido en la forma que tenía que vivir, he disfrutado de todo lo que se me ha permitido disfrutar, y sobre todo en mis convicciones religiosas.

-Ya, responde el más joven, si nosotros venimos solo a decir que aunque uno sea mayor la vida aun sigue caminando, que hasta el propio diablo crece en sus conocimientos cada día que vive.

-No, dijo El Coba, mirad y espero que comprendáis y entendáis que no pretendo cambiar de opinión en mi vida, solo os voy a decir unas cositas para que cuando se marchéis de aquí, sepáis que yo, José Mari, no va a cambiar de religión, ni de vida, incluso ni de conducta...

 

.…De “mu” chico me pusieron un traje de monaguillo ante la Sagrada imagen del Greñuo, que si no lo sabéis se trata del apelativo cariñoso que le ha puesto el pueblo de Cádiz a Jesús Nazareno de Santa María. Jesús que es el Alcalde perpetuo de mi ciudad, Cristo por el que yo me he partido y aun me parto los pies vistiendo el hábito nazareno muchas madrugadas, y también por mi tierra me he partido mi garganta cantándole en la fiesta de Don Carnal. Porque debéis saber chavales, en Cádiz el mismo que se parte el hombro cargando un paso le canta un pasodoble a la Caleta, o incluso el mismo que escribe un coro hace un pregón a su Virgen, en Cádiz somos muy pocos y nos tenemos que dividir.

Y sin cambiar de tema os quiero decir que desde hace mucho, yo le vengo rezando día a día al Nazareno, y todos los Jueves Santos hasta que Jesús me ponga a su vera me pongo una túnica guinda para ir delante de mi Dolores de mi alma. Y veo a mi Jesús y a mi María todos los días, y veo como las señoras y no tan señoras de mi barrio, así como a los jóvenes y no tan jóvenes de todo Cádiz, alegres aclamando al Señor de Cádiz por tanta dicha concedida. Veo y recuerdo como este greñuo un día libró a la ciudad de mucha miseria y hasta curó a la ciudad de la peste, veo como muchos diariamente les piden desde lo que podamos creer más insignificante, hasta lo más insospechado, y los veo como luego vuelven a solventar su deuda, pues todo ha salido bien.

Yo solo os digo que la túnica nazarena de mi Cofradía vale más que todas las fuentes de Roma, y mi religión es esa, la de Santa María y del cielo, sin olvidar que tras esta, está la Santa Madre Iglesia
.

Los muchachos ante las palabras de José María y casi perplejos le dicen

-Hombre yo sé que esto no es a lo que hemos venido, pero visto desde este prisma y que a los tres nos une la creencia de un Dios, a lo mejor deberíamos de plantearnos ir a visitar a Jesús Nazareno para pedir que nos ayude.

-¡Seguro!,
respondió El Coba, Jesús no entiende de religiones, ni de ideologías, solo es amor. Y si le pedís con amor vuestras necesidades, Él, seguro que os escuchará y os ayudará.

Se marcharon los jóvenes no sin antes dejar los datos a este querido gaditano para que los hicieran hermanos de la Cofradía, y hasta habían encargado sus correspondientes túnicas nazarenas para el próximo Jueves Santo, y entonces pensó El coba

Ahí que ver lo que el Nazareno es capaz de hacer, he conseguido que esos testigos de Jehová se hagan Hermanos del Nazareno.

Mientras que los dos bajaban para abajo se decían, espero que Jesús Nazareno nos haya iluminado en esta visita, y que tras ser peregrinos de su mensaje y Nazarenos de su penitencia, nos venga a bien en nuestra vida laboral.

Y fue cuando El Coba miró el folleto que estos le habían dejado y ponía “¡Ediciones Planeta, compre su enciclopedia en cómodos plazos y sin intereses!”

Es que la fusión El Coba/Nazareno, es punto y a parte

A la pa de Dió

3 comentarios:

Antonio Vela dijo...

Jajajaja me lo creo to. Con este tío es posible eso y mucho más jajajaja

Antonio S.D. dijo...

El Coba es mucho Coba, ya lo sabemos, y en este caso hizo honor a su nombre. Más gente como él es lo que necesitamos en nuestros barrios.

Anónimo dijo...

Esa historia no le ocurrió al Coba, sino a su hermano Antonio que es el que tiene siempre un chiste en la boca